Para tener en cuenta.VMNI

3 comentarios comentarios

Para tener en cuenta.VMNI

.

Los autores de la bibliografía consultada para la elaboración de este procedimiento, amparados por las sociedades científicas que avalan los documentos que ellos firman, hacen las siguientes recomendaciones:

  • Vigile la integridad de la piel y de las mucosas, según el protocolo de prevención de UPP: cambie los puntos de apoyo de la interfase, para evitar la presión cutánea continua, y controle la presión de ajuste, para evitar una presión excesiva. Es muy importante realizar una correcta protección en las zonas de mayor presión.
  • A la hora de colocar el arnés, debe permitirse el paso de dos dedos entre este y la piel del paciente.
  • Sea cuál sea la interfase elegida, la primera valoración de la piel y de las mucosas debe de hacerse después de 2-4 horas de iniciada a VMNI y cada 4 horas a partir de ese momento, o antes si procediera.
  • Se recomienda retirar la interfase como mínimo 10 minutos cada 12 horas, como máximo, para garantizar la oxigenación de la piel y de las mucosas.
  • A las 24 horas de la VMNI se debe valorar la estrategia de rotación de la interfase, si esta continúa siendo necesaria de forma continuada, porque los apósitos dejan de ser protectores de posibles lesiones.
  • Las lesiones cutáneas se pueden prevenir protegiendo los puntos de presión con apósitos poliméricos o hidrocoloides. No existe evidencia de la superioridad de un apósito sobre otro, aunque sí se demostró que el uso de un apósito frente a no utilizarlo mejoraba la incidencia de lesiones durante la VMNI; la elección terapéutica debe basarse en el conocimiento del producto por parte del profesional. Cualquiera de ellos sí disminuye la presión y la fricción, evitando el desplazamiento de la máscara por humedad o por el peso de la gravedad, y le proporciona mayor confort al paciente. Los criterios que deberá valorar a la hora de escoger uno u otro serán su capacidad para mantener el lecho de la herida con la humedad adecuada, la necesidad de abordar la carga bacteriana, la naturaleza y el volumen del exudado, el estado del tejido del lecho ulceral, el estado de la piel periulceral, el tamaño de la lesión, su profundidad y localización, la presencia de túneles y /o cavitaciones y la compatibilidad con los dispositivos clínicos utilizados.
  • Proteja la dermis con ácidos grasos hiperosigenados en las zonas de contacto con la interfase y con apósitos de espuma o hidrocoloides en el puente nasal. Existen incluso apósitos con base de silicona específicos para esta función. La rotación de la interfase también contribuye a evitar las lesiones.
  • Deben pasar dos dedos entre el arnés y la piel de la cara. La presión del arnés sobre la máscara debe repartirse de forma uniforme. Para esto, se debe colocar entre dos personas, una la cada lado del paciente: se coloca el arnés por la parte posterior de la cabeza, se posiciona la máscara en su lugar y se van ajustando las correas del arnés sin tensión excesiva, hasta que la máscara quede bien acoplada.
  • Se deben vigilar los desplazamientos laterales de la máscara y evitar, dentro de lo posible, un aumento de presión en cualquiera de los puntos donde ve anclada y en las zonas de apoyo.
  • La máscara facial es la interfase que menos lesiones cutáneas asociadas a dispositivos clínicos relacionadas con la VMNI provoca y la mejor tolerada.
  • En el paciente crítico, cuando hay lesiones, lo primero es retirar la interfase que provoca presión sobre la piel dañada, tratar la infección y gestionar el exudado, si procede, y estimular la piel perilesional. Se recomienda cómo alternativa el Helmet®, con el que también hay que proteger las zonas de contacto del collar rígido con la piel con espumas, para disminuir la presión: el Helmet® evita el efecto presión y cizalla de la interfase sobre la piel dañada, cuando es necesario continuar con la VMNI.
  • Se debe identificar en la escala Braden cualquier cambio que se presente respeto del riesgo de que se produzcan úlceras por presión.
  • La piel que se encuentra bajo los dispositivos debe mantenerse limpia y seca.
  • Compruebe periódicamente el respirador y las conexiones, para evitar fugas aéreas.
  • Las fugas aéreas aparecerán en todos los pacientes sometidos a la ventilación mecánica no invasiva, tanto en pacientes pediátricos como en pacientes adultos. Pueden ser provocadas por un tamaño inapropiado de la máscara, por mal ajuste, por la sonda nasogástrica. Es importante detectarlas y corregirlas lo antes posible porque pueden provocar hipoxia y hipoventilación, que tendrán como consecuencia la pérdida o el descenso de volumen realmente efectivo. Debe vigilarse en cada turno de trabajo, o antes, si procede, la posición correcta de la máscara, para evitar que se produzcan.
  • En caso de que el paciente utilice prótesis dental, se recomienda que la mantenga puesta, para disminuir el riesgo de fugas.
  • Valore si hay signos de dificultad respiratoria: disnea, taquicardia, cianosis, uso de músculos accesorios, sudoración, cambios en el nivel de consciencia y en el estado mental.
  • Observe y valore si se presenta dolor, náuseas, vómitos, expectoración; valore la saturación de oxígeno, FR, FC, PA y Tª.
  • Aspire las secreciones cuando el paciente no sea capaz de expulsarlas por su cuenta.
  • Vigile la posible distensión abdominal y, en caso necesario, valore la necesidad de colocar una sonda nasogástrica.
  • Observe el movimiento de la pared torácica.
  • Programe, a ser posible, pausas durante la VMNI para la alimentación, la hidratación, el descanso, la higiene bucal, nasal y ocular y el drenaje de secreciones.
  • Valore la realización de técnicas de fisioterapia respiratoria para favorecer la expectoración, cuando corresponda.
  • Mantenga hidratadas la cara y las mucosas (no utilice vaselina ni cremas oleosas).
  • Insista en la necesidad de llevar a cabo a higiene bucal después de cada comida; si fuera necesario, ayudele.
  • Vigile si hay signos de conjuntivitis iatrogénica, por las fugas aéreas hacia los ojos: realice la higiene de los ojos y administre lágrimas artificiales o suero fisiológico.
  • Vigile la sequedad de la mucosa oronasal, la rinitis, si se llega a producir incluso epistaxis, si se presenta una otalgia.
  • Revise los ajustes del ventilador mecánico todos los días y cada vez que se retire.
  • Vacíe el agua de la condensación de las tubuladuras cada vez que se requiera.
  • Utilice un humidificador limpio cuando se cambien los circuitos.
  • Llene el humidificador cada 24 h con agua destilada hasta el nivel que indique el fabricante. 
  • Informe si el equipo no funciona de forma adecuada o si emite ruidos extraños. 
  • Mantenga el exterior limpio, libre de objetos a su alrededor que impidan la correcta ventilación.
  • Se recomienda cambiar los circuitos externos una vez a la semana y con mayor frecuencia si el enfermo tiene abundantes secreciones.
  • Valore el cambio de tamaño o el tipo de interfase según la evolución clínica y los requerimientos del enfermo o ante signos de desadaptación.
  • Limpie periódicamente a interfase.
  • Fomente la ingestión adecuada de líquidos y sustancia nutritivas.
  • Valore siempre la sensación de claustrofobia que pueda producir la interfase.

Comentarios:
  • avatar Xustiza divina dijo:
    sábado, 2 de marzo 2019 a las 16:50
    As douturiñas dos comentarios anteriores que non saben falar nin escribir un inglés que sexa máis que un A2 sendo ben xenerosos, fan burla do gran traballo de Femora porque foi grazas a Femora como salvaron moitas vidas de persoas. Porque Femora dixo non á mala praxe, dixo non á arbitrariedade e actuacións salvaxes, dixo non á violencia agochada baixo prescricións anómalas, probas non axeitadas, violencia por actuacións non indicadas e sen consentimento e dixo non a verdadeiros delincuentes de todos os chamados estamentos e fixo tremer os cortellos do 10% das cánulas e o 15% do line..d. Grazas Femora, moitas grazas!!!
  • avatar Your honsety is like a beacon dijo:
    jueves, 6 de julio 2017 a las 02:05
    Your honsety is like a beacon
  • avatar What a great reurcose this text is. dijo:
    jueves, 6 de julio 2017 a las 01:33
    What a great reurcose this text is.
Publica tu comentario
  •  
  •  
  •  
Xunta de Galicia © Xunta de Galicia. Información mantenida y publicada en internet por la Consellería de Sanidade - Servizo Galego de Saúde